Publicidad
Javi Hidráulica

Cerezas, Vinos y Carnes: Exportaciones chilenas que llenan de rojo el Festival de la Primavera

1 febrero, 2019

Las celebraciones comienzan este próximo 4 de febrero y se extienden hasta el 15 aproximadamente.

De acuerdo a publicación de Xinhua a medida que se aproxima la Fiesta de la Primavera, o el Año Nuevo lunar chino, diferentes alimentos y productos agrícolas provenientes de América Latina ganan presencia en el mercado chino y llenan de rojo el festival más importante de los chinos.

Cerezas 

Las aduanas de la metrópoli oriental china de Shanghai importaron 49.400 toneladas de cerezas en 2018, con un valor de cerca de 2.200 millones de yuanes, lo que supuso un aumento interanual del 59 y del 38,9 por ciento, respectivamente.

De estas, 37.700 toneladas procedían de Chile, valoradas en cerca de 1.600 millones de yuanes, un 192 y un 117,7 por ciento más que en el año anterior, respectivamente.

Gracias a la ventaja de que este país y China se encuentran en diferentes estaciones y los aranceles cero en virtud del tratado de libre comercio, las cerezas chilenas se han convertido en un brillante protagonista en el mercado frutícola de Shanghai y del cercano delta del río Yangtse para el Año Nuevo y la Fiesta de la Primavera de 2019.

Charif Christian Carvajal, director de márketing para Europa, Asia y Oriente Medio de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX), explicó a Xinhua que el color de las cerezas concuerda con la tradición china de atraer la buena suerte y la prosperidad con el uso del rojo.

Según cifras de la ASOEX, Chile exportó un récord de más de 125.000 toneladas de cerezas a China durante el periodo 2017-2018, con lo que se convirtió en su principal proveedor de este fruto. Actualmente, el 85 por ciento de las cerezas que produce el país austral es vendido a China.

Carne de Vacuno

Las aduanas de Shanghai importaron 434.000 toneladas de carne de res en 2018, un 60 por ciento más que en el año anterior.

Las importaciones procedentes de países latinoamericanos como Brasil, Argentina y Uruguay se incrementaron más de un 70 por ciento interanual y llegaron a las 278.000 toneladas, gracias a sus precios más competitivos en comparación con los de América del Norte, Europa y Oceanía.

Marcia Nejaim, directora de negocios de la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (APEX-Brasil), dijo a Xinhua que se espera que la cuota de productos agrícolas brasileños en el comercio global se eleve del 8 al 10 por ciento en los próximos cuatro años.

Nejaim agregó que el mercado chino, que ya es el mayor destino de las exportaciones brasileñas, cuenta con un potencial ilimitado.

Vino

El valor de los vinos importados que entraron por las aduanas de Shanghai en 2018 creció un ocho por ciento interanual, hasta los 9.500 millones de yuanes, sin embargo, el de los de América Latina disminuyó un 6,53 por ciento interanual y se ubicó en los 517 millones de yuanes.

En comparación con las cerezas y la carne de res, los vinos latinoamericanos todavía son un tipo de producto de gusto minoritario en el mercado chino, debido a una reñida competición entre el alcohol de precios relativamente bajos.

El experto aduanero Chen Zhongbing ve con buenos ojos las importaciones de camarones rojos, arándanos y cerezas de Argentina, arándanos de Uruguay, y plátanos, aguacates y piñas de Panamá y la República Dominicana, países estos dos últimos que hace poco establecieron relaciones diplomáticas con China.

Con el fin de apoyar la primera Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, siglas en inglés), celebrada en Shanghai en noviembre pasado, las aduanas chinas pusieron en marcha una serie de medidas para facilitar la participación de alimentos y productos agrícolas que aún no tenían el acceso al mercado chino.

Las autoridades aduaneras también prometieron fortalecer las negociaciones sobre asuntos fitosanitarios con los países y regiones participantes en la feria, acelerar la evaluación de riesgos de seguridad y diversificar el abanico de productos exhibidos.

Diversos países del mundo, incluidos los latinoamericanos, desean aprovecharse de las nuevas oportunidades de la apertura china generadas por la CIIE, indicó Chen, y citó como ejemplo el caso de Panamá.

A pesar de que solo una especie de fruta panameña tiene el acceso al mercado chino, que el es plátano, los expositores del país centroamericano se han puesto en contacto con empresarios chinos para la venta de una variedad de frutas, señaló Chen.

Según el experto, las expectativas son amplias para el futuro.


Publicar un nuevo comentario