Publicidad
Syngenta

Profesionales del INIA entregan recomendaciones en frutales para hacer frente a actuales condiciones agroclimáticas

17 enero, 2019

La información fue publicada en el Boletín Nacional de Análisis de Riesgos Agroclimáticos para las principales especies frutales y cultivos, y Ganadería, Enero 2019.

A inicios del año 2019 se esperaba la llegada de una fase Niño, debido a que las temperaturas del mar ecuatorial son 1°C más altas que lo normal, sin embargo, no se han presentado anomalías de viento que permitan declarar la instalación de la fase Niño todavía en enero de este año, y la Dirección Meteorológica de Chile ( DMC) ha explicado en su “Boletín de Tendencias” que, cuando se instala una fase Niño, las precipitaciones son más abundantes y las temperaturas son más cálidas en la zona Centro Sur del país, en cambio en el altiplano del norte de Chile y en la zona austral se esperan menos precipitaciones y más frío durante la fase del Niño.

En consistencia con esta situación, la DMC ha proyectado que las precipitaciones se ubicarán en niveles bajo lo normal en los extremos norte y austral del país, y que las temperaturas máximas y mínimas se elevaran sobre lo normal a lo largo del país durante este verano.
 

Disponibilidad de agua

De acuerdo con la información contenida en el Boletín de Diciembre de la Dirección General de aguas el año 2019 se inicia con déficit de precipitaciones, principalmente en las macro zonas del Norte Grande y Norte Chico de nuestro país. Sin embargo el mayor impacto de este déficit se observa en las macro zonas Centro y Centro Sur, debido a que los volúmenes de agua de lluvia faltante son mucho mayores aquí que en las Zonas Norte o Sur del país.

Como consecuencia de esto es posible observar que los caudales de los ríos se encuentran en niveles bajos cercanos a sus mínimos históricos para esta época del año en la parte Centro y Norte del país.

 

Recomendaciones ante las condiciones agroclimáticas 

A continuación SimFRUIT entrega algunas de las recomendaciones que profesionales del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) entregan en Boletín Nacional de Análisis de Riesgos Agroclimáticos para las principales especies frutales y cultivos, y Ganadería, Enero 2019, preparado por INIA:

1.-  ZONA NORTE: Arica, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo  

– Monitorear la presencia de plagas de la vid que continúan su desarrollo y ciclo reproductivo como es el caso de arañitas y burrito los cuales pueden provocar daños considerables.
-Continuar con el programa fitosanitario en base a fungicidas después de la cosecha de uvas ya que el oídio puede provocar serios daños en brotes y hojas.
– Reducir la tasa de riego normal del nogal variedad Serr en un 20% una vez que se ha endurecido la cáscara para potenciar la cosecha de nueces más claras.
– Mantener el régimen hídrico normal del nogal variedad Chandler cercano a capacidad de campo
de acuerdo con la demanda ambiental y evitar generar estrés para evitar deshidratación en la pulpa.

ZONA CENTRO: Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins:

 -Monitorear la aparición de focos de arañita roja para su pronto control en paltos
-Completar las cosechas de paltas lo más temprano posible
-Considerar la implementación de sistemas de riego tecnificados en parronales de uva de mesa en la parte alta de valle interior de las provincias de San Felipe y Los Andes
-Incorporar el monitoreo de plagas de la vid como parte habitual del manejo integrado de plagas
de acuerdo a los protocolos propuestos por SAG e INIA.
-Mantener extrema atención en la época de aplicación de productos para control de oídio en para poder cubrir y otorgar confianza en el período de susceptibilidad del duraznero y nectarín.
-Integrar el uso de Azufre en polvo mojable como herramienta preventiva en conjunto con fungicidas oicidas de tipo sistémicos cuando se presenten condiciones de humedad y temperatura que favorezcan el desarrollo del oídio en duraznero y nectarín.
– Monitorear de estados móviles de Arañita Roja de la vid en hojas cerca del tronco.
– Realizar monitoreo de ninfas de Chanchito Blanco de la vid de primera generación con cinta de doble faz
– Realizar el monitoreo de polilla del nogal usando con trampas y feromonas sexual sintética para atracción de los machos para evitar la penetración de las nueces juveniles por larvas de primer estadio.
– Extremar la prevención contra Botrytis sp., aunque la floración de vides, adelantada y compacta, facilita la acción de los fungicidas.
-Realizar el ajuste de la carga, especialmente en duraznero, nectarino y la “corrección de raleo” en ciruelo a la brevedad, para lograr efectos positivos en variedades de media estación y tardía, para conseguir fruta de alta calidad.
-Tomar medidas para evitar los efectos del golpe de sol en la fruta y el desarrollo explosivo de poblaciones de ácaros.
-Realizar deshojes y racionalización de brotes en para las variedades de uva que lo requieren.
-Favorecer el desarrollo de especies nativas cercanas a zonas de cultivos de frutales y hortalizas para uso como corredores biológicos que puedan albergas enemigos naturales de plagas y enfermedades.

ZONA CENTRO SUR: Maule, Ñuble y Biobío

– Continuar con riego para promover el crecimiento de los retoños de plantas de frambuesa alcancen la altura y grosor suficiente para sostener la fruta de la segunda cosecha.
-Seguir rigurosamente con las aplicaciones orientadas a controlar oídio y otras enfermedades fungosas de la vid.
-Monitorear la aparición de Lobesia en vides y tomar las medidas necesarias para su control.

ZONA SUR: Araucanía, Los Ríos y Los Lagos

– Intensificar el monitoreo y aplicar las medidas de control de Xanthomona en avellano europeo  correspondientes como cobre y otros productos orgánicos.
-Intensificar las medidas de control contra oídio y mildiú en vides de mesa.
Para ver las recomendaciones, y otros detalles del informe de manera completa, revise el documento, haciendo clic AQUÍ

Publicar un nuevo comentario