Publicidad
Javi Hidráulica

AgroUrbana instala la primera granja vertical en Quilicura

10 diciembre, 2018

Producirá lechugas para alimentar a mil hogares al año, con sólo el 5% del agua de los cultivos tradicionales, sin pesticidas y cerca de la ciudad.

En países como Estados Unidos y Canadá, la agricultura vertical es una realidad desde hace más de una década, con granjas cerca o dentro de la ciudad, donde se cultivan productos agrícolas bajo luces LED y con técnicas de hidroponía, aeroponía o acuiponía. Innovaciones que buscan responder a la escasez de agua, la trazabilidad, el uso de pesticidas y la estacionalidad de un producto.

Inspirados en estos avances, el ingeniero industrial, Cristián Sjögren y el ingeniero comercial, Pablo Bunster, fundaron AgroUrbana, firma que busca desarrollar la agricultura vertical en Chile.

Los emprendedores adelantan que inaugurarán oficialmente su primera granja en enero de 2019, la que está ubicada en la comuna de Quilicura, en la Región Metropolitana, donde ya cosechan -con hidroponía- diez tipos de lechugas, baby leaf y kale.

Bunster señala que para llevar adelante este proyecto, levantaron US$ 500 mil de capital semilla, el que se destinó a la implementación de la planta de 300 metros cuadrados, donde las hortalizas son cultivadas en un ambiente de primavera constante y con tecnología LED.

Una de las particularidades, es que debido al sistema hidropónico -que permite que las plantaciones estén más concentradas-, se realizará un uso más eficiente del agua, ya que se producirá la misma cantidad de unidades, pero consumiendo menos de un 5% del agua que se utiliza en cultivos tradicionales. “Esto va muy de la mano con una posible solución a los problemas actuales de escasez de agua y sequías”, dice Sjögren.

Además, los cultivos estarán en un ambiente controlado de pestes y contaminación, por lo que se logrará una producción libre de químicos y pesticidas y no estarán expuestos a las situaciones climáticas del exterior como heladas y lluvias.

Proyecciones

Bunster comenta que el primer año esperan producir 100 mil cabezas de lechugas, lo que corresponde al consumo de mil hogares en Chile. Y en 24 meses multiplicar diez veces su producción, llegando a más de un millón de hortalizas anuales.

Y estiman, que en tres a cuatro años, una vez que el negocio se consolide, expandirán las operaciones a regiones.

Fuente: DF.cl


Publicar un nuevo comentario