Publicidad
Copeval

Pequeños productores mejoran la genética de su ganado bovino

9 noviembre, 2018

Familias de Hualinto, Chapaco y Ñancuán están decididas a continuar aplicando la técnica con tal de mejorar los rebaños cárnicos.

Marcelo Catrilef, pequeño productor de Hualinto, se mostró gratamente sorprendido por su logro alcanzado a través del Programa de Mejoramiento Genético Bovino en Río Negro. Y lo dijo al pie de las crías obtenidas de la inseminación de vaca mestiza Overo Colorado de toro Hereford, y eso para él “marca un inmenso avance en la calidad de su ganado”, dado que se avizoran tiempos mejores para el retorno económico.

El acontecimiento se repitió en el predio de Bernardita Antilef, en Chapaco, con las crías de macho y hembra nacidas mediante similar proceso, de vaca mestiza Overo Colorado, ahora con esperma de toro Angus Rojo. Ambos pertenecen al Programa de Desarrollo Local (Prodesal).

Al respecto, el médico veterinario Javier Gómez, a cargo de asesorar la implementación de la estrategia, planteó que con esto se busca precisamente la calidad genética del ganado de los pequeños productores bovinos de la comuna.

“Con esto se mejoran los rebaños dedicados a la producción de carne, que en su mayoría tienen más bien doble propósito, y por otro lado, se cubre la necesidad de reconversión de la pequeña agricultura desde la producción láctea al ganado doble propósito o de carne, debido a los problemas que ha venido atravesando el sector en los últimos años y que ha afectado fuertemente al campesinado por el bajo precio pagado por litro de leche que ha derivado en el cierre de la mayoría de centros de acopio”, precisó el experto.

Otra de las beneficiarias del sistema es Ana Pérez, del sector de Ñancuán, que dio un paso adelante, ya que cuenta con terneros obtenidos de la cruza de vaquillas y toro Angus Rojo.

Lanzamiento

En paralelo, se acaba de lanzar la tercera temporada de este programa que comparten en los objetivos el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) con la Dirección de Desarrollo Económico Local (Didel), actividad donde estuvieron presentes 25 pequeños agricultores rionegrinos que se inclinan por la producción bovina como rubro principal.

Se informó que los agricultores interesados en participar en este mejoramiento genético, deben ya coordinar su demanda con los profesionales del programa, que luego de una visita a terreno seleccionarán los vientres que cumplan con los requisitos.

Más tarde se iniciarán los protocolos de sincronización de celos para realizar la mejora genética mediante la técnica de Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF). Este trabajo técnico es aportado por el municipio a través del médico veterinario Javier Gómez y el técnico agrícola Rodrigo Santibáñez, con los insumos y materiales utilizados para la sincronización e inseminación. Por su parte, cada agricultor financia el valor de la dosis de semen a utilizar.

Resultados

En el mismo acto, donde también se programó la nueva temporada de trabajo, se mostraron los resultados obtenidos en los animales inseminados a fines de noviembre del año 2017, pertenecientes a siete pequeños agricultores, todos usuarios de Prodesal, cuyas crías nacieron en el mes de septiembre de 2018.

Del total de vientres inseminados se obtuvo un 50% de pariciones, que es el promedio esperado para la técnica de IATF. De éstos, un 58% corresponde a machos y el restante 42% hembras. Como líneas paternas se utilizaron las razas Overo Colorado, Angus Rojo y Hereford, sobre vacas Angus Rojo y mestizas de Overo Colorado y Overo Negro, principalmente.

La posibilidad de realizar este trabajo es una herramienta muy importante para los pequeños agricultores, ya que adquirir un toro o un vientre con esta genética, es económicamente inalcanzable en la mayoría de los casos, siendo la inseminación artificial la única opción.

Este programa se suma a otras iniciativas que tiene la comuna para apoyar la pequeña agricultura familiar campesina, como es la Planta de Procesos de Tres Esteros, ya en marcha, o el proyecto de implementación de la futura Planta Faenadora Móvil, que permitirá comercializar estos animales de manera formal, en un mercado que demande y valore, por ejemplo, ganado cárnico, producido a pequeña escala por las familias campesinas.

Fuente: Austral de Osorno


Publicar un nuevo comentario