Publicidad
CALS

Industria del kiwi madura sus estándares de calidad

12 marzo, 2018

Después de dos años de estudio, el Comité del Kiwi y sus 540 productores afiliados cambiaron sus pautas de cosecha, para producir una mejor fruta exportable.

Con el dulzor adecuado para conquistar a los consumidores. Así serán los kiwis que se cosechen esta temporada, debido a los nuevos parámetros de madurez establecidos, en enero por el Comité del Kiwi y avalados por la Asoex.

El objetivo es tener un estándar para que los frutos nacionales tengan un nivel homogéneo en calidad y así sean más competitivos, obtengan mejores precios y, por supuesto, potencien la marca país.

“El objetivo es que la operación tenga que adaptarse a la buena calidad y no que obtengamos la calidad que la operación nos da”, dice Carlos Cruzat, presidente del Comité del Kiwi.

El presidente de Asoex, Ronald Bown, coincide: “Eso nos permite lograr un mayor beneficio para el consumidor, que se transforme en una lealtad hacia el producto y, evidentemente, compitamos en mejores condiciones”.

El gerente de producto de Dole, Rodrigo Rivera, destaca que con esta medida el kiwi chileno logrará posicionamiento en el mundo y será un fuerte competidor frente a Nueva Zelandia.

Los nuevos estándares se alinean con los internacionales. Así, en términos de materia seca pasan de 15,5% a 16,0% y en sólidos solubles migran de 5,5° a 6,2° Brix, garantizando dulzor y una buena madurez fisiológica.

El programa concluirá la segunda semana de mayo y si bien es obligatorio para todos los miembros del Comité, se aplicará de manera progresiva. Los productores tienen dos años para implementar los nuevos parámetros.

Para Lorena Gómez, asistente del Programa de Maduración del Comité del Kiwi, la medida permitirá una mejor conservación en la guarda. Cruzat añade que, además de cambios en la producción del huerto, también implicará mejorar procesos logísticos, como cadenas de frío y de almacenaje

EL IMPACTO DE LAS MEDIDAS

Entre las contingencias que podrían provocar las nuevas exigencias está el atraso en la cosecha, que dependiendo de la zona puede ser de 3,5 a 7 días. Ello ocasionaría que los huertos se demoren en alcanzar los parámetros, y que a causa de una cosecha concentrada, la logística de las centrales agrícolas sufra estrés.

Además, el retraso deja a la fruta más expuesta a heladas y lluvias. Las precipitaciones traen consigo la “mancha de agua”, que se produce cuando la tierra contenida entre las hojas cae sobre la fruta. “Como queremos que todos queden dentro de este avance, vamos a estar preparados para apoyar técnicamente a los productores”, enfatiza Cruzat.

En Core Export, donde cosechan con 6,2° e incluso 6,5° Brix “desde siempre”, la recolección se inicia a fines de abril. Rodolfo Grez, responsable de la zona centro sur y socio de la firma Agrícola Roma, explica que cuando hay lluvias y las heladas, la cosecha debe parar, pero luego se reanuda sin inconvenientes.

Otros, en cambio, creen que los nuevos parámetros podrían generar problemas como una menor firmeza de la fruta.

Ignacio Rieutord, gerente del área técnica de la Sociedad Agrícola Graneros, que produce kiwis desde hace 31 años, explica que que cuando las ventas son rápidas la fruta madura es buena, en caso contrario, el receptor tendrá que guardar la producción, lo que influirá en la recepción final del kiwi.

Y si a una fruta muy madura se le suma el tiempo que le toma a Chile llegar a los mercados, ese impacto podría aumentar. “Vemos con cautela algunas zonas, por la forma en que se comportará la fruta atérmica, pero estamos en línea con el pensamiento del comité. Estamos de acuerdo con lo que se está haciendo”, dice.

La Sociedad Agrícola Graneros produce la fruta en una región temprana, pero la última parte de su cosecha ya cumple los estándares exigidos por el Comité del Kiwi. Entre tanto, la iniciativa, explica Ignacio Rieutord, implicará la implementación de algunas medidas técnicas. Entre ellas, anillados de tronco para ayudar a mejorar la materia seca y manejos en verde a fin de facilitar el ingreso de sol a la fruta. Además, las fechas de cosecha cambiarán. Esta empresa produce 270.000 cajas de kiwi sobre una extensión de 56 hectáreas. Sus principales destinos son Asia, Europa y Latinoamérica.

LAS CLAVES DEL MERCADO

Con los nuevos parámetros de maduración, Chile apunta a ganarse al Lejano Oriente, un mercado donde las exportaciones de kiwi nacional han crecido en 175% entre 2014 y 2017. Pero, además, un destino con mayores retornos, al igual que las exigencias de calidad del producto.

“Muchos volúmenes que antes se iban a Europa hoy día se están yendo al Lejano Oriente, y las mejores calidades que viajaban a Europa también”, afirma Cruzat respecto de la fuerza de este mercado.

En el caso de China, Cruzat explica que el gigante asiático guardará el kiwi que produce para lograr mejor sabor y luego será ofertado abundantemente a precios baratos. Es por ello que con los nuevos parámetros de maduración, los productores chilenos no requieren apurarse en la cosecha para llegar a los mercados chinos, uno de sus principales destinos.

Por el contrario, la tendencia es que Chile coseche cada vez más tarde y cuente con mejores condiciones de almacenaje, para que esta última condición permita abastecer los mercados internacionales cuando toda la fruta del Hemisferio Norte ya no esté disponible. “Por eso insistimos en que el productor no se apure y logre tener una fruta bien terminada, bien acabada, de buena madurez fisiológica y de buen potencial de sabor final”, enfatiza.

ESTÁNDAR INTERNACIONAL 16,0%, de materia seca, 6,2° Brix de sólidos solubles.

Fuente: Economía y Negocios


Publicar un nuevo comentario