Publicidad
Quimetal

Sanidad en el cultivo de papa: soporte para una producción rentable

23 febrero, 2018

En La Araucanía existen 14 mil  productores de papa, con una superficie cercana a las 16 mil hectáreas, de las cuales el 70% se encuentra en manos de pequeños productores. Por otro lado, la producción promedio por hectárea es de 20 toneladas, con un potencial de 35 toneladas en secano y 50 toneladas con parámetros técnicos optimizados.

La papa semilla incide directamente en la productividad y en la factibilidad de acceso a mejores mercados. No utilizar papa semilla implica bajo rendimiento, presencia de distintas enfermedades que influyen en la calidad, incrementan el porcentaje de descarte y reducen de forma importante la rentabilidad de los sistemas productivos.  En este escenario, el tema sanidad cobra un sentido estratégico y por ello el interés de capacitar a los agricultores y profesionales ligados al rubro, particularmente del Borde Costero de La Araucanía.

En este contexto se realizó el Seminario Internacional “Sanidad en el cultivo de papa”, iniciativa enmarcada en el programa de innovación tecnológica aplicada a procesos productivos del Centro Regional de la Papa, para el fortalecimiento de la competitividad del territorio costero de la Región de La Araucanía. Valiosa iniciativa, ejecutada por el Centro de Investigación INIA Carillanca con recursos del Gobierno Regional y el apoyo del Consejo de Administración del Centro Regional de la Papa que reúne a los municipios del Borde Costero (Carahue, Saavedra, Teodoro Schdmit, Toltén, Gorbea y Freire). Además cuenta con el respaldo de la Seremi de Agricultura, INDAP y SAG.

“Este proyecto apuesta por la innovación tecnológica del cultivo de papa, lo que significa aumentar la producción promedio de la región que está muy por debajo de su potencial, considerando las condiciones que presenta el territorio en cuanto a clima y suelo, aspectos privilegiados para la producción de papa. Hoy más que nunca se necesita contar con semilla de calidad, por ello es tan importante la capacitación de agricultores y profesionales en temas estratégicos del rubro, como la sanidad en el cultivo”, comentó Ivette Seguel, Directora Regional de INIA Carillanca.

Según lo comentado por Julio Kalazich, Director Nacional de INIA y fitomejorador de papa, el uso de semilla no contaminada es la clave para potenciar el rubro. “En papa, como en ningún otro cultivo, la semilla tiene una relevancia tremenda, pues de ella depende entre el 60 y 70% del resultado final del cultivo. Por eso la sanidad es un tema central, sobre todo porque dentro de la zona productora de semilla de papa del país, La Araucanía es la que presenta el mayor problema  de enfermedades y plagas cuarentenarias. La mejor forma de combatirlas sin seguir expandiendo es  usar semilla de alta calidad, certificada, lo que  impactará en el resultado económico de los productores”, dijo.

Según los especialistas expositores del seminario, la zona sur de Chile se enfrenta a dos problemas serios, por un lado las plagas cuarentenarias y por otro la prevalencia que ha tomado el Virus Y de la papa (PVY), sobre las cuales deben estar muy atentos los productores. “Aquí no es el INIA, el SAG, los productores, sino el conjunto de la sociedad papera quienes deben ir solucionando el problema. El agricultor tiene el desafío de hacer una producción rentable y mantener estas condiciones a perpetuidad, usando semilla de calidad y pensando en el desafío de exportar semilla desde la Región de La Araucanía, como en algún momento se hizo desde la Región de Los Lagos a Brasil. Hace unos años Chile apuntaba a exportar a otros países de Sudamérica, pero llegaron plagas y enfermedades que  entorpecieron este desafío. Pero hoy, gracias al proyecto INIA-GORE, el compromiso político de los alcaldes de esta zona costera, más las  condiciones naturales puede renovarse este sueño”, señaló Jaime Ortego, especialista de INTA Argentina.

Ortego expuso sobre su experiencia con el virus Y en áreas productoras de papa semilla en Argentina, donde plantea es fundamental conocer la epidemiologia del virus para poder controlarlo, como una herramienta para conseguir buenos resultados en la producción de semilla y tratar de mantener áreas limpias que ayuden a producir con un costo económicamente rentable y tratar que exista un aprovechamiento a perpetuidad. “Este virus no es nuevo, en Chile se conocía hace 20 años. Pero hoy han aparecido nuevas razas que transitan más rápido por dentro de la planta de papa llegando a los tubérculos, lo hace más difícil su control. Hace 40 años se reconocía una raza principal, pero hoy nos enfrentamos al PVYN o necrótico que es muy peligroso, de más difícil control que el PVY ordinario”, explica el experto trasandino.

Finalmente, Juan Paillafil, Alcalde de Saavedra y presidente del Consejo de Administración del Convenio Tranapuente, valoró el esfuerzo que se hace en la zona para conservar el patrimonio libre de enfermedades y plagas. “El objetivo de este proyecto es capacitación y para nosotros es importante manejar tecnología para cuidar la producción de semilla de papa. Queremos mejorar el rubro y tenemos la oportunidad de avanzar, primero recibiendo información técnica, sensibilizando a nuestros productores y equipos técnicos para usar semilla de calidad, evitando traer semilla contaminada del norte”

En la oportunidad, diversos fueron los temas analizados en carpa, para luego participar de un día de campo que permitió articular las distintas presentaciones de la jornada. A cargo de los diversos tópicos participaron los investigadores de INIA, Dr. Julio Kalazich, Dr. Ernesto Cisternas, Dr. Rafael Galdames y Dra Mayeli Moreno; además del especialista del SAG Juan Carlos Mora y el experto internacional de INTA Argentina, Dr. Jaime Ortego. En campo se contó con el apoyo de los investigadores de INIA Carillanca Dr. Rafael López, Dr. Sebastian Meier, Dr. Jorge Díaz y los especialistas en transferencia tecnológica Patricio Méndez y Juan Inostroza.

Fuente: INIA


Publicar un nuevo comentario