Publicidad
Javi Hidráulica

Ley de modernización de inocuidad alimentaria de Estados Unidos comenzó su puesta en marcha

12 febrero, 2018

El pasado 26 de enero se dio inicio en todo el mundo agrícola y agroindustrial exportador de alimentos a los Estados Unidos, la obligatoriedad de que los campos de producción primaria de productos vegetales con ventas anuales superiores de los USD 500.000 tengan implementado en sus campos los Planes de Control preventivo de Peligros de Contaminación durante el desarrollo de los cultivos hasta su cosecha.

Lo anterior, que aplica para el caso de las frutas para consumo fresco, congelado o deshidratado con destino al mercado de los Estados Unidos tiene especial relevancia.

Según informó la empresa Fruits-Safety a Portalfruticola.com, un tema no menos relevante son las capacitaciones a todo el personal (permanente o transitorio) que es un mandato de primera importancia, ya que son los trabajadores una de las posibles fuentes de contaminación de importancia junto al uso del agua para riego, aplicaciones de plaguicidas y lavado en postcosecha.

La Agencia de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha desplegado una gran acción de divulgación técnica de FSMA junto con visitas a los diversos países exportadores de alimentos, como una forma directa de no sólo conocer las diferentes realidades, sino además de compartir con las instituciones estatales vinculadas a la Inocuidad Alimentaria la transmisión directa y caso a caso, cuáles son los aspectos relevantes que se debe tener en cuenta al momento de una auditoría que realiza la FDA o bien por terceros independientes calificados según FSMA.

En el caso de Chile, una delegación de la FDA ya ha realizado estas visitas a campos y packings de fruta fresca entre otros centros productivos. Otra nueva misión idéntica visitará campos y centros de embalaje junto a personeros especialistas del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG). Estas visitas “no son regulatorias” según indica la oficina de la FDA en Chile y por ende cumple varios propósitos, siendo la transferencia técnica y práctica de la Ley FSMA uno de los objetivos principales.

De acuerdo a lo informado por Fruits-Safety, las experiencias recogidas por los profesionales y técnicos de inocuidad alimentaria de las empresas visitadas anteriormente han sido dadas a conocer por el Comité de Inocuidad de Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX) en el documento “Boletín de Inocuidad – N°24 de enero de 2018” que es una excelente fuente de información para aquellas personas y empresas que ya están implementado FSMA.

Por otra parte, la FDA ha publicado una nota informativa relacionada con las Auditorías de tercera parte en los países de origen, como también de la opción para los importadores, en forma voluntaria, de que alcancen el estatus de “Importadores Calificados”, lo que se traduce como agentes comerciales de bajo riesgo de inocuidad alimentaria y, por ende, seguramente un menor nivel de inspecciones físicas y supervisiones de la FDA en los Estados Unidos.

Los auditores para este Programa deben cumplir una serie de requisitos basados en los tres cursos obligatorios del curriculum estandarizado por la Produce Safety Alliance y/o demostrar el conocimiento y experiencia respecto de FSMA y sus reglamentos. La mayor exigencia adicional es tener “la total independencia de los agentes del mercado y por ende ningún conflicto de interés financiero que pueda influir en los resultados de sus auditorías”, señala la nota.

Asimismo, desde Fruits-Safety recomendaron a los productores especialmente, junto al resto de la cadena hasta el embarque de la fruta a los Estados Unidos, que no posterguen la capacitación de su personal técnico y que inicien los estudios de peligros de contaminación de cada especie e implementen sus Planes de Controles Preventivos de Peligros en sus campos y en los centros de embalaje, sin descuidar las condiciones del transporte de la fruta.

De igual forma, indicaron desde la empresa que un buen primer ejercicio para las cosechas de uva de mesa que se inician por estos días en la zona central será solucionar el hecho de no colocar las cajas cosecheras, tanto vacías como con producto, en el suelo, pues el riesgo de contaminación con patógenos no es despreciable. Asimismo, cuidar el uso de “esponjas” pues pueden constituir un excelente sustrato para microrganismos patógenos y hongo.  Algo similar ocurre con la presencia de tierra y residuos de heces animales en el piso de las cámaras de gasificación antes del embalaje.

El próximo hito oficial será el 26 de julio cuando en Estados Unidos se dé inicio al programa FSVP que, según Jim Gorny, nuevo Asesor Científico Principal de la FDA, “la regla del Programa de Verificación de Proveedores Extranjeros juega un papel central, por lo que los importadores son responsables de garantizar que sus proveedores produzcan alimentos de manera que ofrezcan el mismo nivel de protección a la salud pública que se exige a los productores nacionales”.

Cabe destacar que este reglamento de FSMA exige a los importadores, previo al embarque, autorizarlo en función de los antecedentes de Inocuidad Alimentaria que cada uno de sus proveedores le haya proporcionado.

Como ya ha indicado Fruits-Safety previamente, las especies frutícolas de exportación a Estados Unidos que se cosechan o almacenan hasta otoño-invierno en Chile, serán las que estrenen el reglamento FSVP, por lo que los productores y exportadores deben estar totalmente informados del contenido de este reglamento y coordinar desde ya con sus importadores la forma de operar para garantizar productos inocuos para la salud de los consumidores.

Fuente: Portalfruticola.com


Publicar un nuevo comentario