Publicidad
Quimetal

Joven floricultor usa pequeño insecto para controlar plagas sin químicos en Hijuelas

10 enero, 2018

Tan sólo 12 milímetros mide la chrysoperla carnea (en su etapa adulta) denominada también como chrysopa, un diminuto insecto cosmopolita cuya larva es una voraz depredadora de varios tipos de plagas, entre ellas la araña roja, pulgones, trips, moscas blancas, huevos de orugas y pequeñas polillas, entre otra serie de pequeños insectos.

insectoDesde hace algún tiempo esta verdadera maravilla de la naturaleza se comenzó a usar en Chile como un controlador biológico natural en los cultivos agrícolas. En la región de Valparaíso, específicamente en la comuna de Hijuelas, Daniel Vilches (21) técnico en minería y metalurgia y floricultor de oficio, ha tomado la iniciativa para introducir en la producción familiar esta novedosa técnica de agricultura sustentable con el apoyo de la consultora de INDAP, Olga Cáceres, empresa que presta asesoría técnica especializada a estos productores de flores.

El joven hijuelense cuenta que llevar adelante el proyecto no fue tarea fácil, ya que debió enfrentar la brecha generacional que lo separa de su padre, el agricultor y usuario INDAP, Elías Vilches, que en un principio se resistió a cambiar sus antiguos métodos de cultivo y control de plagas.

“Este tema con la sustentabilidad empezó el 2016. Antes era toda una vida de químicos, insecticidas y funguicidas. Era plata derrochada, por otro lado, para mi papá el incorporar estas nuevas técnicas era incluso motivo de peleas. Las gerberas, por ejemplo, estaban plagadas de mosca blanca, atinábamos sólo a aplicar químicos, pero a la semana siguiente volvía con más fuerza la plaga, se gastaba más en químicos que en lo que se recuperaba”, recuerda.

ASESORÍA TÉCNICA

A través del Programa de Asesorías Técnicas de INDAP (SAT de flores), al que pertenece este emprendimiento familiar, se contrató a la entomóloga cubana María Teresa Rodríguez, especialista en esta área, quien prestó apoyo en el tema de la crianza de la chrysopa y su reproducción.

El paso siguiente fue la compra del producto a una empresa proveedora y la instalación de las placas con los huevos del insecto en los invernaderos (donde van colgadas por encima de los cultivos de flores). Tres semanas después de la liberación de los huevos los resultados fueron sorprendentes, comenzó a bajar rápidamente la densidad de mosca blanca y araña roja, entre otras plagas. Tal como lo relata este emprendedor:

“La primera vez fue a fines del 2016 donde se liberaron mil huevitos. En septiembre de 2017 se liberaron 500 más y en noviembre otros 500, luego aparecieron otros controladores biológicos como el tupiocoris y un tipo de ácaro que también ayudaron a eliminar las plagas. Hace poco más de un año que partimos con esto y no he aplicado ni un sólo químico en las flores. Me interesa incentivar a las personas y demostrarles que sí se puede hacer agricultura sustentable sin agroquímicos”.

El apoyo del SAT de INDAP se ha materializado también con la adaptación e implementación de una sala de reproducción de chrysopa durante el 2016 a través de un proyecto de inversión (PDI sustentable) que les ha permitido concretar la crianza del insecto.

Daniel es uno de los jóvenes rurales que han optado por quedarse en el campo, pero aplicando técnicas sustentables de manejo de plagas, que reconoce permiten reducir el consumo de agua, de combustibles fósiles y el uso de envases plásticos, entre otros beneficios. “Hay que tener en cuenta esto, creo que como jóvenes somos el motor de la agricultura sustentable y les digo que no necesariamente la agricultura es sacrificada, también puede ser manejada fácilmente aplicando la innovación e ingenio”.

Actualmente Daniel y su familia tienen casi una hectárea de terreno dedicada al cultivo de flores (la mayoría bajo invernadero) en especial claveles y gerberas, además de astromelias, limonium y lisianthus.

“Uno de los lineamientos estratégicos del Ministerio de Agricultura a través de INDAP tiene relación con fomentar y promover la agricultura sustentable, es por eso que estamos apoyando fuertemente este tipo de iniciativas que aportan al cuidado del medio ambiente y mejoran la calidad de vida de las personas”, precisó el director regional de INDAP, Marcelo Herrera.

Cabe destacar que esta exitosa experiencia fue expuesta en el Primer Encuentro Regional de Agricultura Sustentable que organizó INDAP y que se desarrolló en diciembre pasado en Quillota.

Fuente: Indap


Publicar un nuevo comentario