Publicidad
FIA

Productora de Pica Cynthia Anabalón viaja a feria en Alemania para prospectar exportación de aloe vera

20 julio, 2017

aloeveraLa reinvención es una palabra clave en la vida de muchas personas. Eso bien lo sabe Cynthia Anabalón Pérez (68), quien junto a su familia recibe el apoyo del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), entre otras instituciones, para desarrollar su empresa Mundo Aloe Vera, en Pica, Región de Tarapacá. Esta profesora alejada de las aulas hoy se apronta a viajar a Alemania, para prospectar la exportación de alimentos procesados que derivan de esta planta de múltiples y conocidas bondades.

Las vueltas de la vida son un misterio. Claro lo tiene la maestra, quien dedicó gran parte de su vida a enseñar Matemáticas y Física. Oriunda de Quillota, desde 2001 reside en Pica. Sobre su interés por este tipo de suculentas, recuerda que comenzó cuando vivía en la casa para docentes que proporciona el municipio local: “Ahí había varias plantas de aloe vera y en una oportunidad realizamos en clases un taller científico donde hubo un bloque sobre plantas medicinales del que estuve a cargo. Los estudiantes investigaron las especies presentes en Pica y resaltó el aloe vera”.

Cuando faltaban dos años para que jubilara, Cynthia tuvo una abrupta salida del mundo de la docencia, situación que la obligó a replantearse. “Este emprendimiento nació de la desesperación, porque tienes que seguir adelante y conseguir recursos. Hay que ganarle a la vida, pues hay oportunidades para todos. Yo creo que el que la sigue la consigue y no he soltado para nada las riendas”, arguye la docente.

Mundo Aloe Vera

Una de las razones por las cuales Cynthia se fijó en esta planta es que como bien dice “está presente en muchas casas. En la mayoría de las familias hay alguna persona que ha solucionado heridas domésticas como quemaduras u otros problemas usando aloe vera. La gente no le toma mucho el peso, muchos prefieren preguntar en vez de investigar, pero no todos ven más allá”.

Por eso, una vez que quedó sin trabajo, en vez de abandonar la comuna se propuso iniciar un negocio. Todo lo que tenía era una planta de aloe vera con diez brotes. Las primeras preparaciones fueron champú, acondicionador y algunas cremas. “Lo primero que produje fue gel. Lo envasé en bolsas plásticas (resellables) y fui a vender a las peluquerías de Pozo Almonte. Me fue muy bien, vendí todo”, recuerda Cynthia.

La motivación la llevó a adicionar ingredientes como matico, menta y otras hierbas para hacer cremas, “todo de forma muy artesanal”, asegura la profesora. De esta forma fue perfeccionando las fórmulas y mejorando la presentación.

Aloe vera Pica

Hoy, Mundo Aloe Vera tiene una línea con más de 20 productos entre jabones, champús, suplementos nutricionales, tónicos para diferentes tratamientos como alopecia y hongos; además ofrece ungüentos para dolores musculares y también trabaja en una nueva gama de extractos de aceites de plantas medicinales del altiplano.

Diariamente  Cynthia “experimenta” durante al menos tres horas en la planta de producción que construyó en su predio. “Para mí es un pasatiempo. Trabajo sola, no me molesta nadie, pues he diseñado mis espacios y estoy dedicada solamente a esto”, remarca la emprendedora.

Predio y salas de proceso

Para concretar su sueño, su familia ha sido fundamental. Trabaja junto a su esposo y dos hijos, además de contar con los servicios de dos trabajadores. En su predio de 2 hectáreas tiene 1/5 con plantas de aloe vera. “El desafío ahora es aumentar la superficie de plantación”, remarca, convencida de que lo logrará. Agrega que “hoy tenemos 2 módulos para hacer deshidratación de plantas y 3 salas de proceso donde se acopia el aloe y se trata, además de otras bodegas y estacionamiento. Todo construido para trabajar en este sueño”.

Cynthia no desperdicia nada del aloe vera. “Aprovecho todo: cáscara, pulpa y flores. Ahora también hago té de aloe vera”, adelanta. Su tenacidad y perseverancia la han llevado a golpear varias puertas, muchas de las cuales se han abierto, entre ellas las de algunas mineras, el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), ProChile y por supuesto INDAP, por nombrar algunas.

“INDAP nos ha apoyado con proyectos de crédito para incorporar guano a la superficie y también para levantar el cerco perimetral del predio. El Estado nos apoya”, reconoce Anabalón. Y es que durante los últimos años, ella y Juan Carlos Figueroa Sandoval, su esposo, han recibido un constante respaldo de esta entidad que apoya a la pequeña agricultura, con aportes para asesoría, inversión y créditos que superan los 26 millones de pesos.

Para Raúl Quinteros, director (s) de INDAP Tarapacá, “el proyecto de la señora Cynthia es un ejemplo de innovación e integración comercial. Produce aloe vera, lo trasforma, le agrega valor al producto y lo comercializa en el Terminal Agropecuario de Iquique y en cuanta feria especializada es invitada. Lo que realiza es una adecuada integración vertical hacia adelante, en donde fabrica e integra la distribución eliminando los intermediarios. También ha participado en el Mercado Campesino que promueve INDAP y en otras instancias de la red de fomento productivo en la región”.

Aloe vera Tarapacá

El seremi de Agricultura de Tarapacá, Mario Venegas Vásquez, también destacó la constancia de esta emprendedora, “que ha buscado nuevas formas de mantenerse activa y aportar incorporando innovación a sus procesos”.

Feria germana

A fines de noviembre se realizará la feria Food Ingredients 2017, a la que Cynthia fue invitada por ProChile para realizar una visita de prospección, pues prontamente espera usar una máquina liofilizadora (deshidratadora) para exportar aloe vera granulada y deshidratada mediante un proceso de sublimación, que extraer el agua de esta suculenta. “De esa forma este alimento funcional, que aporta vitaminas y previene enfermedades no pierde ninguna de sus propiedades. Es algo que se vende en Europa”, asegura.

Doris Olivares, directora regional de ProChile, explicó que a través de un fondo concursable silvoagropecuario de esa institución Cynthia se adjudicó un proyecto que contempla su viaje por una semana para conocer esta feria alimentaria que se desarrolla en Frankfurt. “Ella viajará a prospectar, conocerá oportunidades para su aloe vera liofilizada, verá posibles ajustes en el nombre, tamaño, packing y oportunidades reales en el mercado y acondicionamiento que deba hacer al producto”, expresa.

“El 90% de las exportaciones de la región se relaciona con minería y solo el 10% es de productos tradicionales. Exportar este producto en un mediano plazo será una tremenda oportunidad para la región”, asevera Olivares, quien cree que desde que comience a producir aloe vera deshidratada debería estar exportando en un corto a mediano plazo.

Todo lo que ha aprendido Cynthia fue heredado a sus hijos: “ellos saben hacer casi todos los productos, manejan todo. Sé que seguirán porque en este tipo de empresas uno trabaja para sí, no para un patrón. Han descubierto que hay un mundo y se están preparando para ello”.

Para esta emprendedora e innovadora, querer es poder. Cambió las aulas por el aire libre, donde a diario experimenta y aprende más sobre el aloe vera, esta planta suculenta cuyas propiedades curativas son innegables. Asegura que “para esto hay que tener dedicación, perseverancia. De las caídas levantarse. Todo es aprendizaje, la verdad es que yo no me dejo estar y soy bien arriesgada. Creo en mí y sé que voy a salir adelante”.

Fuente: INDAP


Publicar un nuevo comentario