Publicidad
CALS

Sequía en el Norte: Agricultores se retiran preocupados tras reunión en La Moneda

28 diciembre, 2015

La presidente de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) y directora de Fedefruta, María Inés Figari, encabezó una delegación de agricultores, temporeros y parlamentarios de su región, para insistir en medidas financieras inmediatas como la reprogramación de deudas y condonación de impuestos, para ayudar a sobrellevar el crítico momento que viven los campos y la gente de la zona. “Vinimos a mostrar que lo rural en Coquimbo está sin agua y en DICOM”, indicó la dirigente.

“No estamos exigiendo regalos, sino una oportunidad para que los agricultores y campesinos no se rindan, que nos permitan contar con capital de trabajo, que no se rematen los predios, que no se embargue a la gente, que pueda trabajar, subsistir y alimentar a sus seres queridos”, agregó Figari.

Preocupada fue una misión de parlamentarios, agricultores y campesinos de Coquimbo de la reunión que sostuvieron en Santiago con los Ministerios del Interior (Ministro Jorge Burgos y Subsecretario Mahmud Aleuy), Economía, Obras Públicas y delegado de Recursos Hídricos, con el fin de buscar medidas financieras inmediatas que ayuden a sobrellevar el drama social que atraviesa el sector rural de dicha zona a causa de la sequía. Esto, porque “vimos una lejanía de las autoridades centrales ante la verdadera tragedia que vive el campo y sus personas por culpa de esta catástrofe”.

Así lo señaló María Inés Figari, presidente de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) y directora de Fedefruta, quien encabezó esta delegación regional conformada por los senadores Jorge Pizarro y Adriana Muñoz, los diputados Matías Walker, Sergio Gahona, Daniel Nuñez, Raúl Saldivar y Luis Lemus, y todo el sector rural representado por Mariela Arqueros, presidenta Junta de Vigilancia Río Elqui, Patricio Aguirre, presidente de Embalse La Paloma, Pía Galleguillos, presidenta de microempresarios El Palqui, Fidel Salinas, presidente Pequeños Productores del Palqui, Paula Veliz, presidenta de las Temporeras del Palqui, Luis Araya, presidente productores de Río Huatulame, y Cristián Pinto, presidente de los productores del Valle de Elqui.

“Como región y mundo rural de Coquimbo nos encontramos más unidos que nunca, junto con federaciones nacionales como Fedefruta, para enfrentar esta sequía y dar a conocer nuestras demandas”, explicó Figari. “También contamos con la mayor disposición del Ministro de Agricultura Carlos Furche, pero nuestra conclusión tras la reunión es que, pese a sentarnos con las autoridades y explicarles que necesitamos medidas financieras inmediatas para sobrevivir a la sequía, no comprendieron la real magnitud de la tragedia”.

El objetivo de este viaje a Santiago fue proponerle al gobierno medidas como la reprogramación de pasivos a causa de las deudas que, a falta de recurso hídrico para producir, se hacen difíciles de pagar. Esto ha llevado que el sector adeude cerca de 1.600 millones de dólares, y que hayan comenzado remates de predios y embargos a raíz de la situación. Y esto involucra a todo el rubro, puesto que más del 95% de los agricultores del Norte Chico ha financiado, históricamente, sus producciones con créditos de la banca. “Vinimos a mostrar que lo rural en Coquimbo está sin agua y en DICOM, con todo lo que significa”, explicó la dirigente.

Segundo, Figari mencionó la urgencia de buscar financiamiento para capital de trabajo y así mantener la producción actual, y la condonación de impuestos adeudados como el IVA, las contribuciones y de exportación. “Nos dicen que hay que pagarlos, que hay que cumplir, pero Coquimbo está declarada como zona de catástrofe y pedimos medidas en el marco de un decreto de ese tipo”, aclaró la presidente de la SAN y directora de Fedefruta. “No estamos exigiendo regalos, sino una oportunidad para que los agricultores y campesinos no se rindan, que nos permitan contar con capital de trabajo, que no se rematen los predios, que no se embargue a la gente, que pueda trabajar, subsistir y alimentar a sus seres queridos”.

La Sociedad Agrícola del Norte señala que el 60% de los cultivos de la región ya no recibe agua, que la pérdida patrimonial en los campos debido a la sequía ya se acerca a los US$1.200 millones. El decrecimiento de un -3,5% anotado en el primer trimestre de 2015 se debe en gran parte a esta situación, dejando a Coquimbo en el último lugar del crecimiento económico según el Inacer del INE.

Figari comenta: “Lo cierto es que esto ya tocó fondo, no hay como seguir la vida y el trabajo en el campo sin agua. Esa es la realidad de la agricultura de nuestra región, que antes se destacaba por sus primores de exportación, y no se puede dejar de velar por sus habitantes que tanto le han entregado a Chile y que hoy están botados en el camino”.

Fruta ha logrado ser embarcada, a pesar del paro en Aduanas

Los productores de frutas de la Región de Coquimbo se han visto afectados, además, por el paro de funcionarios de Aduanas que bloqueó sus camiones con clementinas hacia el Puerto de Valparaíso durante cinco días. El lunes 25, no obstante, y pese al rechazo de la Anfach a la propuesta del gobierno para poner fin a la movilización, el puerto comunicó a los fruticultores que el camino estaba nuevamente abierto para sus exportaciones. Aquello fue confirmado por María Inés Figari, productora/exportadora de cítricos, y también por el presidente de Fedefruta, Juan Carolus Brown, quien recalcó sin embargo el daño que esta paralización está causando al país.