Publicidad
Javi Hidráulica

Fedefruta acusa golpe bajo por adhesión de trabajadores de SAG a paro de Aduanas

28 diciembre, 2015

Fedefruta señala que si no se resuelve el conflicto y los funcionarios del SAG adhieren a las movilizaciones, no solo se pararán “en seco” las exportaciones frutícolas, sino que también se pondrá en peligro “el corazón mismo de la fruticultura,  que es su patrimonio fitosanitario”.

Luego que la Asociación de Funcionarios del SAG convocara a paro nacional este primero de junio en apoyo a los trabajadores aduaneros en su movilización, que se extiende ya por una semana, la situación para la fruticultura se torna crítica, como señala el presidente de Fedefruta, Juan Carolus Brown Bauzá.

“Nosotros no dependemos del Aduanas para las exportaciones de fruta, sino del SAG, y como el lunes pasado se volvió a abrir el camino hacia el puerto de Valparaíso tras estar bloqueado por los funcionarios en paro, logramos de a poco embarcar la fruta que estaba a la espera en los camiones”, señaló Brown. “Solo temíamos que el acceso al puerto volviera a cerrarse por acciones de fuerza de la Anfach, pero la convocatoria a paro de los trabajadores del SAG es demasiado, un golpe bajo que nos llega de improvisto”, afirmó.

Esto, ya que a través del Servicio Agrícola y Ganadero se embarca la fruta chilena al extranjero, por lo que una detención en sus labores trabaría “en seco” los envíos de los productores frutícolas chilenos. “Y no solo eso, porque los funcionarios del SAG tienen la responsabilidad de proteger nuestro patrimonio fitosanitario”, explica Juan Carolus Brown. “Controlan además el ingreso de productos vegetales en los pasos fronterizos, marítimos y aéreos. Una medida de este tipo, entonces, nos deja con la puerta abierta a todas las amenazas de plagas y enfermedades de las cuales siempre hemos estado protegidos”, agrega.

El presidente de Fedefruta advirtió que si no se revuelve el conflicto antes de la fecha indicada por los funcionarios del SAG, no solo se pondrán en riesgo cientos de millones de dólares en frutas como cítricos, manzanas y kiwis que se encuentran en plena temporada, sino también, “se colocará en peligro el corazón mismo de la fruticultura nacional, que es su patrimonio fitosanitario”.

Juan Carolus Brown añade: “No podemos entender la falta de atención del gobierno a esta crisis que tiene al comercio chileno detenido, y cómo ha dejado que esto estalle afectando a la ciudadanía, a los sectores productivos y de comercio, y a la propia industria frutícola”.

Fuente: Fedefruta