Publicidad
Quimetal

Camioneros acusan que el 95% del comercio terrestre está detenido por paro de Aduanas

27 diciembre, 2015

PARO-DE-ADUANAS“No hemos hecho un cálculo de los daños, porque en estos momentos es difícil tener una cuantificación de lo que pasa en todos los puntos fronterizos. Pero aquí todos somos afectados: los exportadores, los importadores y los transportistas, o sea toda la cadena productiva”, afirmó el presidente de la Confederación de Dueños de Camiones, Juan Araya.

La Confederación de Dueños de Camiones (CNDC) afirmó que el 95 por ciento del comercio exterior chileno, por vía terrestre, se encuentra paralizado por la huelga de los funcionarios de Aduanas.

En este sentido, el gremio exigió al gobierno resolver a la brevedad el conflicto puesto que afirman son miles de camiones los que se encuentran con sus viajes detenidos a Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, o impedidos de reingresar a Chile por el paro en los pasos fronterizo.

El Presidente de la CNDC, Juan Araya, dijo que dado que el 95 por ciento de las cargas chilenas de exportación/importación se moviliza en camiones, en la práctica la totalidad de los fletes internacionales se encuentra comprometida. Explicó que la situación más grave se vivió en Magallanes, en el paso binacional Integración Austral de Monte Aymond, donde las malas condiciones climáticas complicaron más a los camioneros afectados.

“No hemos hecho un cálculo de los daños, porque en estos momentos es difícil tener una cuantificación de lo que pasa en todos los puntos fronterizos. Pero aquí todos somos afectados: los exportadores, los importadores y los transportistas, o sea toda la cadena productiva. Lógicamente, los clientes tanto del exterior como de Chile se enfrentan ahora a una situación cuesta arriba”, explicó el dirigente, quien puntualizó que esta huelga tiene los mismos efectos que los paros portuarios.

Un efecto particularmente complicado es el de los camiones que llevan carga refrigerada y que no pueden detener sus motores para mantener la temperatura que necesitan los productos que transportan. En este caso, el agotamiento del combustible amenaza con la pérdida de las mercancías.

Fuente: Revista Nuestro Mar