Publicidad
Copeval

Desafíos Agrícolas para optimizar el riego

24 diciembre, 2015

10En el Seminario “Política Nacional para los Recursos Hídricos en Chile, Propuestas para asegurar la Disponibilidad”, las autoridades plantearon la situación actual y los principales desafíos para superar la grave sequía.

El Delegado Presidencial para los Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz Valdés fue el encargado de comenzar el seminario indicando que el objetivo del encuentro es canalizar las políticas y propuestas para asegurar la disponibilidad de los recursos hídricos. “Chile tiene mucha agua, ya que somos un país privilegiado en materia de recursos hídricos, pero el agua está distribuida de forma desigual y tenemos una frontera en la Región Metropolitana hacia el norte y sur del país”.

Reinaldo Ruiz menciona que “los últimos 25 años el PIB creció más de 3 veces y eso refleja una demanda creciente sobre el agua. La demanda de agua creció 3 veces y la población creció en más de 3 millones de personas”.

Los especialistas concuerdan que el cambio climático se hace presente en Chile, con una disminución en las precipitaciones, Ruiz indica “el nivel de precipitaciones puede ser el mismo, pero la intensidad ha variado. Tenemos periodos muy intensos de lluvia, que se producen en muy pocas horas y eso seguido de periodo de sequía”.

El Cambio Climático se presenta en Chile, con la desertificación y la sequía, aumento de incendios forestales, incrementos de los costos de producción, migración rural – urbana y pobreza. “Una parte importante del PIB de Chile está asociado a las exportaciones y todos los productos que exportamos contienen una gran cantidad de agua para producirla”, comentó Ruiz.

La agricultura es el principal usuario de agua, ya que utiliza el 73% de agua, seguido de la industria con un consumo de un 12%, luego la minería con un 9% y finalmente el consumo humano con un 6%. La agricultura el año 2011 utilizó 530.000 metros cúbicos por segundo, por lo que se puede trabajar en reducir estos números, logrando una utilización eficiente del recurso hídrico.

Para producir un kilo de tomate, se necesita 214 litros de agua. Para producir un kilo de carne de vacuno, es necesario 14.500 litros; para producir un kilo de manzana es necesario utilizar 822 litros de agua; un litro de vino necesita para su producción 870 litros de agua y un kilo de carne de pollo necesita 4.325 litros de agua.

Frente a esta situación actual, el Delegado Presidencial para los Recursos Hídricos indica que es necesaria una Política Nacional de Recursos Hídricos, que contemple más inversión. “Tenemos que aumentar la capacidad de los embalses, necesitamos más embalses pequeños y medianos, con mejores sistemas de conducción. Además necesitamos realizar recuperación de estructuras abandonadas, construcción de sistemas de captación de aguas lluvias, infiltración de acuíferos, riego tecnificado que ahorren agua y utilizar nuevas tecnologías, con la reutilización de agua y la desalación”.

Para lograr todos los objetivos planteados por Ruiz, es necesario tener un plan de acción, para asegurar la sustentabilidad y protección del agua, el acceso y disponibilidad de agua, coordinación institucional y descentralización; gestión integrada de los recursos.

Reinaldo Ruiz señala “el primer desafío que tenemos, es mejorar el sistema de información, necesitamos mejores datos de la huella hídrica, necesitamos hacer más inversión en infraestructura, explorar nuevas fuentes de abastecimiento, nuevas tecnologías, rediseñar la institucionalidad pública y poner al día el marco legal que incorpore todas estas variables”.

Medidas Concretas de la Comisión Nacional de Riego (CNR)

Loreto Mery, Secretaria (S) de la CNR indicó que el cambio climático ha provocado que en Chile tengamos 7 años de sequía promedio, con 194 comunas que han sido declaradas con emergencia agrícola por sequía de un total de 346 el presente año.

La Comisión Nacional de Riego tiene un Plan Nacional para enfrentar la sequía, con medidas a corto, mediano y largo plazo. Respecto a las medidas de emergencia se encuentran los camiones aljibes, para el uso de la alimentación y aseo. Además de programas de alimentación familiar y animal, donde el Ministro de Agricultura a través de Indap ha entregado ayuda con bonos productivos para la agricultura familiar campesina.

Las medidas de corto plazo, consisten en financiamiento de emergencia agrícola, fomento a obras menores, conducción, acumulación y tecnificación del agua; construcción de pozos.

Medidas a mediano plazo, corresponden a la construcción de embalses pequeños, instalación de geo membranas y plantas hidrodesaladoras. En las medidas de largo plazo, se encuentra la construcción de grandes obras, reutilización de agua servida y entubamiento de canales.

La Secretaria (S) de la CNR, señala “la construcción de embalses contempla un plan de 8 obras durante el Gobierno de la Presidente Bachelet, con capacidad de embalse de 937 metros cúbicos. El plan de pequeños embalses contempla 25 embalses en total, 15 embalses nuevos, que beneficia a más de 9.000 predios, equivalente a 17.000 hectáreas y se van a incorporar 60.000 millones de metros cúbicos los que se van a integrar a riego”.

La Comisión Nacional de Riego tiene como instrumento la Ley de Riego, que fomenta la inversión privada en obras de riego a través de un concurso en que los agricultores presentan sus proyectos que compiten por una bonificación. Potenciando la participación y la asociatividad de los agricultores.

“Desde el 2006 al 2014, se han beneficiado 9.138 proyectos con 600.000 millones de inversión, donde el Estado ha bonificado el 65% de la inversión, donde un 59% de los agricultores son pequeños y un 36% medianos agricultores”.

Desafíos del Sector Agrícola

El sector Agropecuario debe tener un uso sostenible del recurso hídrico a nivel de cuencas, según necesidad de la zona agrícola, debe existir una adaptación de la agricultura y los instrumentos del estado a las nuevas realidades del cambio climático. Se debe incorporar una política nacional de riego, planificar considerando la eficiencia, proyección y uso multipropósitos del agua.

Debe existir una educación a nivel nacional, sobre la importancia del agua, sobre su cuidado. Por lo que debe mejorar la calidad y disponibilidad de la información sobre el agua. Se debe fortalecer la Dirección General de Aguas, en cuanto a la calidad y disponibilidad de la información del agua. Además de incorporar alternativas de menor superficie y mayor rentabilidad de acuerdo a las características agroclimáticas, a fin de tener una modificación en la cantidad de hectáreas y superficie regada.

Fuente: Portal del Campo