Publicidad
CALS

Economía creció 2,4% el primer trimestre impulsada por agricultura y exportaciones

18 diciembre, 2015

Estado de la uva en parcelas de Uruñuela. La Rioja

Desde la perspectiva del origen, se observó un alza generalizada de todas las actividades, salvo industria manufacturera y pesca.

El Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 2,4% en el primer trimestre anotando su mejor desempeño desde igual periodo del año anterior, informó esta mañana el Banco Central.

En tanto, en términos desestacionalizados, el PIB se incrementó en 1% respecto del trimestre anterior. Con igual número de días hábiles que el primer trimestre de 2014, el efecto calendario resultó nulo.

Desde la perspectiva del origen, se observó un alza generalizada de todas las actividades, salvo industria manufacturera y pesca. Destacaron por su dinamismo, comunicaciones y agropecuario-silvícola, siendo esta última junto a servicios personales y minería, las actividades de mayor incidencia.

Desde el enfoque del gasto, el PIB fue impulsado tanto por la demanda interna como por las exportaciones netas.

En el desempeño del gasto interno incidió el aumento del consumo total y la caída de la inversión. La demanda interna creció 1,3%, favorecida por el consumo total; en tanto, la inversión se contrajo. El resultado del consumo es reflejo del mayor gasto de los hogares en servicios y en bienes no durables; por su parte, el gasto en bienes durables cayó. Aunque en menor medida, el consumo de gobierno también incidió positivamente. La contracción de la inversión responde a una menor formación bruta de capital fijo (FBCF) que bajó 1,7%, reflejo de la caída del gasto en maquinaria y equipo, efecto que no logró ser compensado por la mayor inversión en construcción y otras obras.

En cuanto al sector externo, las exportaciones de bienes y servicios crecieron 1,4%, mientras las importaciones cayeron 2%. En el primer caso, el resultado fue determinado por el aumento del componente de bienes, cuyo impulso provino de mayores envíos de productos agrícolas, particularmente, fruta y, en menor medida, productos industriales; dichos efectos fueron parcialmente compensados por la contracción de los envíos de cobre. En tanto, las exportaciones de servicios cayeron incididas por los menores servicios de transporte.

En el caso de las importaciones, la caída reflejó el resultado del componente tanto de bienes como servicios, en particular, de bienes industriales y servicios de transporte.El ingreso nacional bruto disponible real aumentó 4,1%, incidido por menores rentas pagadas al exterior.

El ahorro bruto nominal resultó igual a 23,1% del PIB, tasa que refleja un ahorro nacional de 25% y un superávit de 1,9% en cuenta corriente.

Fuente: La Tercera