Publicidad
Copeval

Anuncian lluvias sobre lo normal en lo que queda del año

2 noviembre, 2015

lluviasDado lo anterior las lluvias se extenderían hasta noviembre en la zona central del país, con posibilidades de experimentar un verano corto y otoño anticipado.

De acuerdo al Informe de Coyuntura Agroclimática, octubre 2015, la situación característica de esta primavera es el fortalecimiento del Fenómeno de El Niño el cual, calificado ya como de “nivel intenso”, estaría alcanzando sus valores máximos en el trimestre octubre – diciembre, empezando a declinar en el verano del hemisferio sur.

“Esto estaría generando una extensión del período de lluvias en la zona central del país, al menos, hasta noviembre con la posibilidad de que se produzca un verano corto y un otoño anticipado”, precisa el informe.

Asimismo se indica que la Dirección Meteorológica de Chile pronostica para el trimestre octubre-noviembre-diciembre precipitaciones sobre lo normal en casi todo el país, mientras que las temperaturas máximas estarán por sobre lo normal desde el norte hasta la región de Valparaíso, y bajo lo normal desde la Región Metropolitana al sur.
En cuanto a las temperaturas mínimas, éstas estarán por sobre lo normal en gran parte del país, salvo en las regiones del Maule, Biobío, Aysen y Magallanes, donde se esperan temperaturas mínimas normales.

El documento señala que se mantiene el déficit de lluvias de hasta 30% en la zona comprendida entre Valparaíso y la zona costera del Biobío

pronóstico precipitaciones

Análisis de lo Acontecido

El informe realiza un análisis respecto de las condiciones climáticas ocurridas en el país recientemente, precisando que las últimas lluvias primaverales confirman una mejoría general del nivel de precipitaciones respecto del año pasado y del año normal.

Esta mejora sería más visible desde la Región de Coquimbo al norte, donde la condición general es de superávit y desde Araucanía al Sur donde pequeños déficit conviven con niveles normales.

No obstante, el documento señala que se mantiene el déficit de hasta 30% en la zona comprendida entre Valparaíso y la zona costera del Biobío. Con respecto a la situación del riego, éste ha tenido una mejoría sustancial respecto del año pasado. “Esto debido, en parte, a la acumulación de nieve que ha sido sustancialmente mayor a lo acumulado el año pasado, principalmente al norte de Limaría, siendo, al menos el doble entre esa cuenca y el río Maipo”.

La situación descrita hace que, según la DGA, no haya restricciones de importancia para el riego en la presente temporada 2015-2016 en todo el país. En efecto, en las cuencas de los ríos Copiapó y Huasco en la región de Atacama, se contará con un riego con disponibilidad de agua asegurada, lo mismo que desde el río Maipo al Sur.

Sin embargo, se debe tener presente que en Coquimbo y la cuenca del Aconcagua se esperan condiciones con ciertas restricciones que obligan a hacer un uso cuidadoso del recurso. En general ha habido una recuperación de la situación hídrica en secano y las lluvias últimas han favorecido el mantenimiento de la humedad de los suelos y las labores de siembra de los diferentes cultivos de secano y la prolongación del desarrollo de las empastadas.

Fenómeno de El Niño

El fenómeno de El Niño se ha ido fortaleciendo llegando a niveles de temperaturas cercanos a los + 2 grados, ganándose el apelativo de “intenso”. Se espera que el fenómeno llegue a su mayor intensidad en el trimestre octubre-diciembre del presente año, empezando a declinar en el próximo otoño.

Los impactos probables han sido un aumento en la cantidad de precipitación desde mediados de Julio y aumento de temperatura. Los efectos que podría traer El Niño, en esta primavera son una mayor cantidad de precipitación en lo que resta de la primavera y un aumento notorio de la temperatura y del número de días con temperaturas 2 altas (>percentil 90%), principalmente en la costa entre los 18°S y 34°S (La Serena- Concepción).

El hecho de que el invierno fuese templado y de corta duración con una baja acumulación de horas de frío sumado a las características de una primavera poco cálida y de muchos días nublados es una “tormenta perfecta” para las especies frutales de hoja caduca, especialmente para las de desarrollo más tardío. Un aspecto de significación tiene que ver con el impacto de un fenómeno de El Niño tanto en la zona norte como en el sur de nuestro país, donde en un verano con la influencia de “El Niño” en ambos casos se produce un déficit de precipitaciones.

Esto obliga tomar las medidas de manejo necesarias para evitar “sorpresas desagradables” en los meses de otoño debidas a la escasez de alimentación para el ganado.

Fuente: SimFruit


Publicar un nuevo comentario