Publicidad
CALS

Intensificación de El Niño y su efecto en Chile

26 agosto, 2015

el niñoLa intensificación del fenómeno de El Niño, aunque tardía, ha producido una normalización de las precipitaciones en la zona central de Chile.

La falta de precipitaciones estaba provocando efectos negativos en el sector agropecuario, sin embargo las lluvias de finales de julio y, especialmente, las de la primera semana de agosto significaron dejar algunas regiones (Atacama-Coquimbo y de Araucanía al sur) con superávit o, al menos, cercanos a lo normal.De acuerdo al último informe “Coyuntura Agroclimática – agosto 2015″ de la Unidad de Emergencia Agrícola y Gestión de Riesgo Agroclimático (UNEA) del Ministerio de Agricultura del país sudamericano, promediando julio el país se encaminaba a uno de los inviernos más secos registrados, especialmente entre La Serena y Concepción.

Distinta es la situación entre Valparaíso y Biobío donde, pese al agua caída, se mantienen déficits similares al 2014.

“En general, hacia el sur se observa un panorama normal referido a la preparación de suelos y siembras de invierno, labores sólo interrumpidas por las lluvias y las condiciones de anegamiento de los potreros”, señala el informe.

El pronóstico indica que el fenómeno de El Niño tendrá un peak en el trimestre octubre-diciembre de 2015, y probabilidad de 70% que continuará hasta el trimestre marzo-mayo de 2016

“Más al norte se espera que las últimas lluvias normalicen las labores y se pueda contar con suficiente humedad para iniciar las siembras de primavera como, así también, asegurar el riego de la superficie hortofrutícola, que además de la generación de divisas, es importante demandante de mano de obra”, agrega.

Hay que señalar que, si bien durante agosto desapareció el déficit de precipitaciones en varias regiones del país, desde el punto de vista hidrológico, y según la Dirección General de Aguas (DGA), la situación país aún presenta una estado deficitario en recursos hídricos.

Así, los ríos muestran caudales bajos cercanos a sus mínimos y, en la zona norte, bajo sus mínimos históricos. Del Maipo al sur, los caudales se ubican entre el mínimo histórico y el caudal promedio, siendo mayores progresivamente hacia el sur.

Respecto de los volúmenes embalsados, en la zona centro-norte prácticamente todos los embalses destinados al riego continúan en situación crítica; y en la zona centro-sur la generalidad se mantiene cerca de sus promedios, con la excepción de la Laguna del Maule y la Laguna del Laja que mantienen un déficit histórico.

Fenómeno de El Niño 

Según consigna el reporte, el pronóstico estacional está condicionado por el fortalecimiento del fenómeno de El Niño, el cual está pasando de “moderado” a “fuerte” con un peak en el trimestre octubre-diciembre de 2015, con una alta probabilidad (70%) que continuará al menos hasta el trimestre marzo-mayo de 2016.

“A pesar que en primavera, según los entendidos, se empieza a perder la fuerte correlación entre este índice y la cantidad de precipitaciones de la zona central de Chile, se espera que al menos incida en un aumento de las precipitaciones en lo que queda del mes de agosto y septiembre”, indica el reporte sobre El Niño.

Algo distinto ocurre en el norte del país, dado que el efecto del fenómeno de El Niño en las lluvias altiplánicas de verano es de relativa escasez de precipitaciones, “lo que afecta tanto a los sistemas productivos de altura como en los valles respectivos, sobre todo en consideración a un fortalecimiento de El Niño en los meses de verano, lo que recomienda tomar algunas medidas de manejo preventivas”.

“También, es recomendable a salidas del invierno tomar medidas de manejo para prevenir los efectos de un probable déficit hídrico de verano, como el que ha ocurrido en los últimos años, desde Biobío al sur con especial impacto en el rubro ganadero”, consigna el informe.

El reporte sobre el fenómeno de El Niño destaca que es del especial importancia preparar un correcto balance entre las disponibilidades forrajeras y la carga animal, el oportuno establecimiento de cultivos suplementarios y, donde es posible, la introducción de riego.

Se informa además que, coincidente con el fenómeno de El Niño, se esperan temperaturas tanto mínimas como máximas superiores a la normal en casi todo el país.

Fuente: Portal Frutícola


Publicar un nuevo comentario