Publicidad
FIA

Identifican nudos críticos para rubro lechero

5 agosto, 2015

lecheroSegún los especialistas de universidades y gremios asociados a la actividad, la mejor alternativa para enfrentar la compleja situación que vive el sector lechero es a través de la asociatividad. Por ello, insisten en que ejemplos exitosos como los de la empresa Colun indican que es posible el desarrollo exitoso bajo condiciones de confianza y aprendizaje productivo.

Asociarse o sufrir. Así, en sólo tres palabras, puede resumirse una de las principales conclusiones del seminario “Desarrollo de los territorios con la gente y la naturaleza: El sector lechero en la Macro Región de los Lagos y los Ríos”, efectuado recientemente en dependencias del Hotel Sonesta.

En la cita, convocada de forma conjunta por académicos de las universidades de Chile, de Los Lagos y Austral, se presentaron los resultados del estudio denominado “El sector lechero y la asociatividad territorial en Los Lagos y Los Ríos ¿clúster, atomización o redes de cooperación?”.

2,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la Región de Los Lagos (2.770.154 millones de pesos) es aportado por el rubro lechero, con 67.046 millones de pesos.

El documento describe las características del sector lechero en la macrorregión conformada por las regiones de Los Ríos y Los Lagos, donde se identificaron además ocho nudos críticos para su desarrollo (ver resumen de éstos en página 3), entre los cuales tiene un foco central el tema de la asociatividad, así como la necesidad de explorar iniciativas en torno a la formación de cooperativas. Un objetivo que durante los últimos años se ha repetido en la agenda sectorial gracias al impulso de las propias universidades, pero también de la Federación de Productores de Leche (Fedeleche), pues su actual presidente, el osornino Juan Horacio Carrasco, ha sido un fuerte impulsor de esta tarea.

De hecho, en el encuentro los representantes gremiales insistieron en que una de las formas necesarias para enfrentar con una mirada de largo plazo las dificultades de la actividad es a través del fortalecimiento de las redes de cooperación y la asociatividad en el sector lechero.

En la ocasión, el académico y director del Centro de Investigación Sociedad y Políticas Públicas de la Universidad de Los Lagos, Gonzalo Delamaza, fue el encargado de presentar los resultados del estudio.

Delamaza expresó que “el sector lechero es decisivo para la economía regional tanto de Los Lagos como Los Ríos. Sin embargo, en el caso de Los Lagos se mira mucho la actividad acuícola y la región surge o decae de acuerdo a la realidad de la salmonicultura”, expresó.

Aunque las cifras demuestran que la industria láctea tiene un mayor impacto que la acuícola, identificar los puntos débiles y críticos del sector es lo que se pretende con este estudio y el encuentro, según indicó Delamaza.

“De este modo se presentan los distintos actores y dimensiones para fortalecer las políticas públicas a nivel regional, que es lo que aún no existe”, enfatizó.

En este sentido, uno de los puntos de análisis fue la concentración del sector lechero, ya que estas dos regiones cuentan con dos tercios de la producción láctea nacional con un 72,6% del total de la recepción en plantas. Además, tres empresas concentran tres cuartas partes de la recepción y elaboración de los productos lácteos: Colun con un 25,6%; Soprole con un 23,6% y Nestlé 20,1% de la recepción, según cifras recientes de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias.

En cuanto a la dinámica de producción, se ve que ésta se ha ido concentrando en los grandes productores lecheros, pese a que el 90% de los productores de la zona son pequeños, (1 a 49 vacas), por lo cual se produce una asimetría entre productores y procesadoras.

Otro de los puntos identificados es la escasa asociatividad de los productores. Al respecto, Dieter Konow, presidente de Aproleche Osorno, explicó que en la Región la asociatividad es mayor mientras mayor es el tamaño del productor lechero. Así el 51,9% de los productores con más de 500 vacas forman parte de alguna cooperativa.

Cooperatividad

Según los expertos, hoy existe una crisis del modelo cooperativo en todo ámbito y en el sector lácteo una excepción destacada la representa el caso de la empresa Colun.

Fernando Becker, socio de la cooperativa ubicada en La Unión, Región de los Ríos, explicó que la empresa tiene 741 socios lecheros de los cuales el 90% son pequeños productores y microempresarios, y presenta una tasa de crecimiento anual promedio del 6,5% anual.

Para Becker, Colun tiene tres grandes fortalezas que permiten a los productores y socios sentirse a gusto con la empresa: probidad de sus ejecutivos, profesionalismo y fortalezas de los productores.

“Cada socio representa un voto a la hora de tomar decisiones, sin importar el tamaño del productor lechero, el número de acciones o la cantidad de leche que entregue a la cooperativa”, resaltó.

Otra de las ventajas de la cooperativa es que es abierta y voluntaria, el control democrático está a cargo de los mismos miembros, quienes tiene también participación económica, autonomía, independencia y cooperación entre los cooperados.

Actualmente en Chile existen 1.400 cooperativas, de las cuales un 75% son del tipo de ahorro y crédito. “Creo que las cooperativas son el mecanismo que necesitamos, pero para ello también falta apoyo del Gobierno”, dijo Becker.

En la asociatividad, explican los expertos, el rol que cumple la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) es primordial, pues es un primer paso en la base para el desarrollo de iniciativas en el sector productivo y de comercialización.

Es por ello que Fedeleche en conjunto con Aproleche han realizado diversos encuentros enfocados en actividades de asociatividad.

Juan Horacio Carrasco indicó que “estamos promoviendo la asociatividad como uno de los caminos más importantes para mantenernos, superarnos y desarrollarnos en el mercado lechero. Si bien existen brechas y paradigmas por derribar, la puesta en marcha de esta iniciativa permitirá generar núcleos de trabajo que logren consensuar ideas y sinergias, y por lo tanto, permitan obtener mejores resultados”.

Desafíos

Dieter Konow, presidente de Aproleche Osorno, señaló que dentro de los desafíos del sector lechero en la Región está superar la escasa capacitación de la fuerza de trabajo.

En general los trabajadores del sector lechero están dentro del rango de edad de 41 a 50 años, seguido por 31 a 40 años, con niveles de educación predominante básica incompleta y básica completa. Por ello se hace importante generar políticas de capacitación en el sector, para evitar la migración.

Entre los aspectos a mejorar están el pastoreo, normas del Programa de Planteles Animales Bajo Certificación Oficial (Pabco), sanidad animal y calidad de la leche, éste último aspecto que ha capturado especial atención en los últimos años. Por otro lado, está la conectividad, tanto de caminos como de Internet, el acceso por rutas en buen estado y la iluminación en sectores rurales es una tarea pendiente para el sector lechero.

“Está demostrado que el acceso a Internet por parte de los productores lecheros es de un 73,4% en grandes productores y 84,8% de los productores tiene un computador, sin embargo, un alto porcentaje no sabe ocuparlo o no tiene conexión a internet”, señala Konow.

En productividad, los grandes productores del sector lechero (con más de 500 vacas) producen en promedio 8.800 litros por hactárea, mientras que los productores pequeños con hasta 20 vacas producen en torno a los 1.800 litros por hectárea.

Economía Regional

En cuanto a la caracterización de la economía regional, Hernán Frigolett, economista de la Universidad de Chile y tesorero general de la República, explicó que la Región de Los Lagos aunque cumple un rol mayoritario en cuanto a exportaciones del sector lácteo, la actividad pesquera es la que más define su economía.

“Vemos que la región tiene una vocación exportadora y también de abastecimiento del consumo del resto del país. La industria está especializada en bienes de consumo exportables y en producción de servicios no transables”.

Si pudiese categorizarse la región, ésta tiene una vocación mucho más exportadora que otras regiones del país, según explica Frigolett, comparable con la región de Antofagasta, donde se desarrolla la actividad de producción de cobre.

En la participación del Producto Interno Bruto (PIB) regional, el cual es de 2.770.154 millones de pesos, de las distintas áreas productivas, la industria láctea presenta un aporte de a penas el 2,9%, la cárnica un 1,2% y la crianza de ganado un 5,2%. Mientras que la industria pesqueraaporta un 11,9% y la maderera un 1,2%.

En este sentido, Frigolett planteó que la Región tiene dos perfiles marcados: por una parte la cría de animales especialmente bovinos de carne y leche. Por otro lado está la industria de los productos del mar.

Uno de los desafíos de la región, aclara Frigolett, es lograr que los empresarios de la región sigan creciendo para producir para la región, creando políticas centradas en los sectores rurales, en el territorio.

“La idea es que la región ofrezca calidad de vida a los empresarios y trabajadores del sector lechero, que no sólo las industrias vengan a producir pensando en el exterior”.

8 nudos críticos

  • Tendencia a la concentración del sector, que dificulta un desarrollo inclusivo. El sector lechero tiende a concentrarse en quienes tienen mayor poder económico
  • Asimetría entre productores y procesadoras. El problema son las regulaciones necesarias para un mayor equilibrio en la apropiación de la renta.
  • Insuficente desarrollo del mercado interno del sector lechero. Se ha avanzado en términos cuantitativos en el consumo de productos lácteos, aunque se debe agregar más valor.
  • Atomización de la pequeña producción, que ha atravesado importantes crisis, pero muestra capacidad de adaptación. Se requiere mayor diálogo con Indap.
  • Falta una política pública consistente y diversificada. Los principales instrumentos de apoyo han estado guiados por la idea simplista del fomento de la competitividad.
  • Insuficiente asociatividad de los productores del sector lechero, a pesar del importante rol jugado por Fedeleche y las asociaciones locales de productores.
  • Crisis del modelo cooperativo, con la excepción de Colun, que indica que es posible el desarrollo exitoso de este esquema empresarial.
  • Baja productividad que se relaciona con el papel de la formación técnica y el rol de las universidades. Se percibe poca pertinencia de la oferta de capacitación.

72,6 por ciento

De la producción láctea nacional se concentra en las regiones de Los Lagos y Los Ríos, sin embargo, el desarrollo económico de la Región de Los Lagos se centra en actividades pesqueras.

1.400 cooperativas

Existen en Chile, de ellas el 75% corresponde a cooperativas de ahorro y crédito. Colun es un ejemplo de cooperativa en el sector lechero que se pretende replicar.

2,9 por ciento

del Producto Interno Bruto (PIB) de la Región de Los Lagos (2.770.154 millones de pesos) es aportado por el rubro lechero, con 67.046 millones de pesos.

Fuente: Diario Austral de Osorno


Publicar un nuevo comentario