Publicidad
Javi Hidráulica

Muerte de animales por la sequía preocupa a autoridades del Maule

29 julio, 2015

MauleUnas 189 ovejas y 240 corderos han perecido en los campos del sector nororiente de la comuna de Hualañé, de la Región del Maule. Agricultores señalan que el pasto de la zona no es apto para alimento.

Preocupación existe por parte de las autoridades de la Región del Maule ante la muerte de cientos de animales en la comuna de Hualañé, según un catastro del Programa de Desarrollo Local (Prodesal), dependiente del Indap.

Campesinos de Hualañé, en Región del Maule, denuncian que la falta de pasto y forraje en las praderas -que se acentúa por la sequía- es una de las principales causas de muerte de 189 ovejas y 240 corderos principalmente en las localidades de Barba Rubia, Los Coipos y Camarico.

Producto de aquello, la gobernadora de Curicó,Cristina Bravo, anunció que, junto al Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), investigarán los hechos para determinar las causas.

Unas 189 ovejas y 240 corderos han perecido en los campos del sector nororiente de la comuna de Hualañé en Maule

“Hay que hacer un estudio, tanto así que se están desplazando estos equipos durante toda esta semana, no solamente los profesionales de área de Curicó del Indap, sino que también del área de Licantén, y otras provincia del Maule para verificar en terreno y tomar las muestras necesarias que nos indiquen qué está pasando allá”, explicó.

Por su parte, el alcalde de Hualañé, Claudio Pusher, dijo que “no solamente están muriendo animales en Los Coipos, aquí están muriendo en Los Sauces, han muerto muchísimos también en el Penailillo, en La Palmilla de la vuelta de Mataquito, en Altos de Caone”.

“Ésta es una situación que se ha vivido en el interior, es una situación que no se vive en lo que es la parte ribera del Río Mataquito, donde todo se alimenta a través de pradera de cerro, no a las orillas del río Mataquito”, detalló.

De lo anterior se ha constatado que gran cantidad de ovillos se están quedando ciegos por falta de vitamina A.

Marcos Valenzuela, agricultor de la zona del Maule, señala que por falta de lluvia en el mes de abril “el pasto que había agarra un mal olor, se pudre”.

“Entones, como no continuaron las lluvias, nació el pastito verde, pero muy pequeño; el pasto viejo el animal no se lo come”, contó, indicando que el primer pasto después de la lluvia habría sido afectado por un hongo que genera mal olor, por lo cual los animales no lo comen y ante la falta de agua perecen.

A través del Indap se destinarán recursos especiales para la compra de fardos que permitan paliar la emergencia ganadera.

Fuente: Cooperativa


Publicar un nuevo comentario