Publicidad
Quimetal

Reforma Laboral: Prohibición expresa de huelga en períodos críticos pide la SNA para el agro

23 julio, 2015

reforma laboralDirectivo gremial expuso ante la comisión del trabajo del senado por tema de reforma laboral.

Un comunicado publicado en la página web de la SNA, da cuenta de la exposición que realizó esta semana el titular de la Sociedad Nacional de Agricultura, Patricio Crespo, ante la Comisión del Trabajo del Senado, en la que pidió derechamente que se excluya la agricultura. Entre otros temas señaló que el sector requiere la “prohibición expresa de huelgas en períodos críticos” también el establecimiento de períodos no aptos para iniciar negociaciones; la posibilidad de reemplazo de trabajadores en caso de huelga; que la negociación no sea exclusiva de sindicatos; además cuestionó la prohibición de extender los beneficios a los trabajadores que no negocian entre otras materias.

“Por la estacionalidad de la actividad productiva y por lo perecible de los productos que se obtienen, la oportunidad de una huelga puede hacer quebrar a una empresa, ya que a diferencia de otros rubros, aquí se puede perder el trabajo de todo un año, que por un problema de oportunidad y ciclo de vida, no se puede recuperar después de una huelga. El reemplazo de trabajadores en huelga debiera subsistir, porque en ciertos casos puede ser la única vía para evitar un posible cierre, que afecte finalmente tanto la fuente laboral como productiva”, afirmó el presidente de la SNA.

Con ese argumento agrega que: “Para el sector agrícola, debe considerarse en la Reforma Laboral la prohibición expresa de la huelga durante los períodos críticos propios del rubro, en especial de las cosechas y que se mantenga la norma en que el empleador puede fijar períodos como no aptos para iniciar negociaciones. Igualmente, debe considerarse el reemplazo de los trabajadores en huelga, al menos por trabajadores internos de la explotación agrícola”.

La SNA pide para el agro en la discusión de la Reforma Laboral la prohibición expresa de huelgas en períodos críticos, el establecimiento de períodos no aptos para iniciar negociaciones; la posibilidad de reemplazo de trabajadores en caso de huelga, entre otros

Explicó los efectos negativos que puede generar el no reemplazo en huelga en los casos en que se trabaja con animales, que se expresa en la Reforma Laboral: “En el caso de otros sistemas productivos, que interactúan con seres vivos, el no reemplazo puede generar graves efectos sanitarios, de bienestar animal, medioambientales, legales y de viabilidad de la empresa, dijo.

En lo que respecta al trabajo temporal agregó: “La realidad de las faenas agrícolas de temporada hace que las negociaciones colectivas que regula el proyecto sean impracticables, toda vez que no se condicen con los ritmos de la actividad ni con su dependencia de las leyes de la naturaleza (…) La ley es poco clara, toda vez que lleva a concluir que en nuestro sector agrícola podríamos tener negociaciones colectivas varias veces durante el año, al inicio de cada faena de temporada (cosecha, poda, raleo, etc.), lo que es discriminatorio y contrasta con los períodos en que se puede negociar colectivamente en el resto de los sectores económicos”.

El dirigente, también transmitió el pensamiento del gremio frente a esta Reforma Laboral de que no solo el trabajador sindicalizado puede negociar su situación laboral: “Si bien defendemos el derecho a negociar de los trabajadores en esta Reforma Laboral, creemos que debieran coexistir ambas facultades de los trabajadores, ya sea de negociar a través de sindicatos o bien de grupos negociadores. Tampoco estamos de acuerdo en que se establezcan desincentivos para la formación de grupos negociadores. Por ello, creemos que es una mala medida el que se elimine la figura del delegado del personal o que no puedan negociar pactos sobre condiciones de trabajo”.

En el mismo tema rechazó la prohibición de extender beneficios a trabajadores que no negocian. “Creemos que los incentivos para afiliarse a un sindicato deben ir en otro sentido, sin pasar a llevar las libertades de las personas, ya que de otro modo si bien se puede lograr una mayor participación sindical, esto se daría solo de manera artificial y propia de un régimen que no respete a las libertades individuales ni la autonomía de la voluntad”.

El gremio también rechazó la negociación a través de sindicatos interempresas que se postula en la Reforma Laboral, debido a sus realidades productivas diferentes y donde hay un 90% de pequeña y mediana empresa. Rechazó además el establecimiento de pisos mínimos de negociación dados los ciclos de rentabilidad de una empresa agrícola que puede estar determinado por factores climáticos como la sequía, las heladas, las pestes, entre otros.

La proposición de la SNA y su presidente en el tema de la Reforma Laboral se resume en la afirmación de Patricio Crespo: “Creemos firmemente, que se requiere un estatuto especial para todos los trabajadores agrícolas, que comprenda las especificidades del campo y su dependencia a las leyes de la naturaleza”.

Fuente: Diario La Discusión


Publicar un nuevo comentario