Publicidad
Javi Hidráulica

Bovinos en riesgo por nevazón en Magallanes reciben alimento

23 julio, 2015

bovinos-nevazonIndap envió 32 mil kilos de alfalfa y 10 mil de fardos de pasto para ser distribuidos entre 17 pequeños ganaderos que viven en el extremo austral.

Desde hace 20 años que Carlos Barría (56) vive de la pesca y la pequeña ganadería, en específico bovinos, en el sector de Bahía Douglas, ubicado al sur de la isla Navarino, en la Región de Magallanes.

Solo en verano lo acompaña su familia, que viaja 40 horas en lancha desde Punta Arenas, desafiando los intrincados canales australes: “En esta zona no vive nadie, siempre estamos aislados, por eso nos preparamos para el invierno. Pero este año fue más complicado, la nieve superó el metro de altura y vino una fuerte escarcha que hizo peligrar el alimento de los bovinos”, afirma.

Debido a las temperaturas extremas que afectan a los animales, en especial bovinos, y al forraje de la zona, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) comenzó a entregar ayuda a 17 pequeños ganaderos de la provincia Antártica, que se concentran en Puerto Williams y sectores aledaños como Kanasaka, en la isla Hoste. “Estamos contentos con el apoyo. Nos sentimos parte de Chile y no personas olvidadas”, cuenta Barría.

La nave “Yaghan” llegó a Magallanes con la primera carga de 10 mil kilos de fardos de pasto para alimentar a 1.300 bovinos, lo que se suma al arribo de la nave “Elicura”, de la Armada, con 32 mil kilos de cubos de alfalfa y 180 metros cúbicos de troncos.

En las últimas horas llegó al lugar la nave “Yaghan” con la primera carga de 10 mil kilos de fardos de pasto para alimentar a 1.300 bovinos, y hoy arribará la nave “Elicura”, de la Armada, con 32 mil kilos de cubos de alfalfa y 180 metros cúbicos de troncos.

“Estamos apoyando a los pequeños ganaderos, en su mayoría personas que con mucho esfuerzo logran sostener unos pocos animales, especialmente bovinos, en las difíciles condiciones climáticas de la zona subantártica”, indica Víctor Vargas, director regional de Indap.

El envío de forraje para bovinos a la zona ocurre luego que Indap catastrara los sectores que se veían con más riesgo de ser afectados por las intensas nevazones, las que dañaron la tierra en que come el ganado. La ayuda tuvo un costo de $16 millones.

“Es importante precisar que el alimento no es para engordar a los bovinos, sino que para asistirlos en la emergencia. Por ello, mediante una alimentación racionada, calculamos que debería alcanzar al menos para un mes”, explica Vargas.

La seremi de Agricultura, Etel Latorre, dice que la asistencia a los pequeños ganaderos era necesaria, pues “esos animales, los bovinos, que son el sustento de ellos, están en riesgo de muerte por falta de alimentación”.

Fuente: El Mercurio


Publicar un nuevo comentario