Publicidad
Syngenta

Meteorología pronostica período de lluvias más intensas hasta septiembre

7 julio, 2015

lluvia1Primeros chubascos del invierno en Santiago se registraron el domingo.

El domingo se esperaba una intensa y refrescante lluvia en Santiago, aguardada especialmente para mejorar la condición del aire después de cinco semanas con 9 alertas, 13 preemergencias y una emergencia ambiental. Pero solo cayeron unas gotas -que empezaron en la comuna de El Paico, cerca de Melipilla- a partir de las 15:00 horas. Esto, aunque la Dirección Meteorológica de Chile (MeteoChile) había asegurado que las precipitaciones comenzarían al mediodía y se extenderían hasta la noche.

“Es muy importante la señal diferente de la frecuencia del sistema frontal que va a aumentar, por lo que esperamos más precipitaciones. En los meses de julio, agosto y septiembre podríamos lograr disminuir el 90% de déficit que tenemos en este minuto en Santiago”, dijo Luis Salazar, meteorólogo de MeteoChile.

Entre 2 y 5 milímetros caerían esta semana

Salazar explicó que se espera que vuelva a haber precipitaciones desde este jueves y hasta el domingo, y que el agua acumulada durante esos días llegue a una cifra de entre dos y cinco milímetros. “No necesariamente serían chubascos débiles como los de ayer, sino que podríamos tener lluvias más continuas y más intensas”, estimó.

Las precipitaciones no solo cayeron en Santiago: partieron en la Región del Biobío, siguieron en la del Maule y se extendieron por la zona central, donde se registran déficits de lluvia que fluctúan entre el 49% en Curicó y el 97% en Valparaíso.

En esos lugares, el agua comenzó a caer alrededor de las 10:00 hrs., según MeteoChile.

Efecto en el aire

Ernesto Gramsch, especialista en contaminación atmosférica de la Universidad de Santiago (Usach), señaló que los chubascos de ayer provocaron una leve mejoría del aire. “La lluvia del domingo ayuda un poco, porque parte del material particulado es el polvo que se suspende y, al estar mojado el suelo, hace que este no se devuelva al aire”.

Pero Gramsch advirtió que, pese a las proyecciones de lluvias hasta septiembre, igual podrían continuar las declaratorias de alerta y preemergencia ambiental en las próximas semanas. “Las precipitaciones ayudan en los días en que llueve y los siguientes. Pero, después de cuatro o cinco jornadas sin lluvia, las condiciones meteorológicas van a hacer que vuelva a haber contaminación”, explicó.

Fuente: El Mercurio


Publicar un nuevo comentario